Cómo Derrotar a la Matrix - Parte 1
Ver artículo original | Alternativa al lucro: un mundo sin dinero
Ver la Segunda Parte | Sin Paradigmas




I.- INTRODUCCION

El senador Pedro Muñoz (PS), con fecha 8 de abril de 2008, expresó su preocupación por la situación de sobre endeudamiento que afecta a miles de hogares chilenos y señaló la urgencia de legislar para permitir a miles de chilenos enfrentar en mejor forma los procedimientos de cobro. Precisó que las cifras son ya preocupantes, pues los estudios del Banco Central y de otros organismos señalan que hoy cerca del 60% de los ingresos mensuales de las familias está comprometido en el pago de obligaciones financieras y comerciales, las que, en su conjunto equivalen, en promedio, a unas 9 veces de los ingresos mensuales."

A juicio del legislador esta inquietante situación encuentra a los deudores en una completa indefensión legal, pues, además de carecer de un marco adecuado para regular los intereses y diversos cobros asociados a los créditos no disponen de mecanismo alguno para enfrentar adecuadamente y en condiciones equitativas las situaciones de insolvencia.

"Hoy la cobranza de créditos contra los deudores de casas comerciales y del sistema financiero es una verdadera "ley de la selva" que se traduce en una carrera de las diversas instituciones, representadas por poderosos equipos jurídicos, por intentar hacer efectivas sus acreencias sobre el escaso patrimonio del deudor, quien enfrentado a diversos procesos judiciales en paralelo termina perdiendo todos sus bienes sin avanzar significativamente en el pago, o bien acogiéndose a repactaciones inconvenientes que sólo agravan su situación." - explicó.

En este contexto advirtió que se necesita un mecanismo similar a la quiebra de las empresas, tal cual existe en muchas naciones, a través del cual un mediador o el Juez analicen la situación del deudor, reúnan a sus acreedores y contribuyan a consensuar un plan razonable de pagos, en lugar de seguir adelante con juicios ejecutivos sucesivos".

Pero, si dejamos a nuestros "próceres políticos" de lado, he aquí una idea de cómo la ciudadanía podría doblegar y generar la quiebra del Sistema Financiero, afectando severamente el funcionamiento de la economía. Si el mecanismo que aquí es presentado se aplicase en todo el Mundo, los ciudadanos podrían acelerar la presente Crisis Financiera.





II.- EJERCICIO FINANCIERO

Para ejemplificar, con datos concretos, cómo operan los bancos y de dónde obtienen parte de sus siempre suculentas utilidades, pasemos a revisar cómo funcionan las deudas contraídas mediante el crédito, y cómo se utilizan los pagarés.

Cada vez que usted solicita un crédito, y éste es aprobado por un banco, se le exige a usted firmar un pagaré por el total del crédito que solicitó. Por tanto, aún cuando usted deba con los años tan sólo una o dos cuotas del crédito, en el sistema aparecerá que usted todavía posee la deuda total respaldada por el pagaré. En caso que usted no pague, el banco no pierde, porque tiene un seguro que le bonifica la cantidad que el deudor no canceló. Pero si usted cancela, el banco tiene la obligación de entregarle físicamente el pagaré, acompañando una nota por escrito que el documento fue debidamente retirado por usted. Sin embargo, en la práctica absolutamente nadie, salvo unos pocos, solicita la devolución del pagaré puesto que se contentan con un documento que el banco le entrega, en donde se especifica que el cliente ya no posee deuda alguna con dicha institución. Pero veamos algunas cifras.

Entre el mes de abril de 2004 y marzo de 2008, el total de deudores ha ascendido de 552.471 chilenos a 748.795, con una deuda total de 42.502.569.000.000 de pesos, que en dólares se puede expresar como US$ 63.833.965.130, es decir, casi sesenta y cuatro mil millones de dólares.

Ahora bien, de acuerdo a documentos que pueden ser extraídos de la SBIF, un total cercano a los doce millones y medio de chilenos ha pedido alguna vez un crédito de consumo en algún banco o institución financiera.

Vamos a suponer el siguiente ejercicio. Imaginaremos que entre enero del año 1992 y diciembre de 2002, trece millones de habitantes solicitaron al menos un solo crédito de consumo por un monto de cuatro millones de pesos. Supondremos, además, que todos ellos cancelaron sus créditos en un plazo de cinco años (60 cuotas), y que tan sólo un 10% solicitaron la devolución de su pagaré bancario, quedando en poder de los Bancos e Instituciones Financieras los documentos restantes, los cuales siguen hasta la fecha transándose en el Mercado. Según esto, un total de 11.700.000 pagarés circulan por el Mercado Financiero, por un total de US$ 70.288.211.710 de dólares americanos.

Para objeto de sólo ejemplificar, supondremos que los 11.700.000 chilenos cancelaron sus respectivas deudas al final de los siguientes años (sin considerar el año 1998), y tal como lo indica la siguiente tabla:

Grupo 1: Dic. 1997= 2.340.000 de ex deudores
Grupo 2: Dic. 1999= 2.340.000 de ex deudores
Grupo 3: Dic. 2000 = 2.340.000 de ex deudores
Grupo 4: Dic. 2001 = 2.340.000 de ex deudores
Grupo 5: Dic. 2002 =2.340.000 de ex deudores

Esto significa que aquellos que cancelaron sus créditos a fines de diciembre de 2002, el banco ha seguido operando con sus pagarés por 72 meses, mientras que las instituciones financieras han operado con los documentos bancarios del Grupo 1 por once años, es decir, por 132 meses adicionales, sin dar participación ni utilidades al titular de dicho pagaré.

III.- ANALISIS Y CONCLUSIONES

En base a este ejercicio, y considerando un valor para el dólar de $665.83 pesos, podríamos realizar los siguientes análisis contenidos en las siguientes conclusiones:

1.- Si todas las personas que cancelaron su deuda, es decir, los más de once millones de chilenos exigieran a los bancos respectivos la devolución de sus pagarés, los bancos se quedarían sin respaldo en la suma de más de setenta mil millones de dólares.
2.- Como los pagarés siguen transándose en el Mercado Financiero, es lícito que cada antiguo deudor solicitase una compensación económica a cada Banco o Entidad Financiera, debido a que dichas instituciones han seguido operando con tal documento bancario sin autorización del que ha firmado. Por ello, si consideráramos tal sólo un 1.5% de interés compuesto mensual, que el titular le cobrase al banco, cada grupo debería solicitar a su Banco o Institución Financiera los siguientes montos totales, por concepto de intereses (descontando el capital de los cuatro millones de pesos):

Grupo 1 (132 meses): $24.548.124 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 2 (108 meses): $15.970.666 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 3 ( 96 meses): $12.703.214 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 4 ( 84 meses): $ 9.970.358 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 5 ( 72 meses): $ 7.684.632 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes

Esto implica que a valor de hoy por cada Grupo, los Bancos e Instituciones Financieras deberían cancelar sólo por concepto de intereses al titular del pagaré, la siguiente suma en dólares:

Grupo 1: US$ 86.272.186.830
Grupo 2: US$ 56.127.477.640
Grupo 3: US$ 44.644.309.750
Grupo 4: US$ 35.039.931.690
Grupo 5: US$ 27.006.952.040
Suma Total: US$ 249.090.858.000

3.- El ejercicio pueril que hemos hecho no revela la magnitud de los dineros que, respaldados con nuestros pagarés, realizan los bancos. Todos habremos pedido más de un crédito entre 1992 y el año 2002, sin considerar los pagarés por hipotecas, los pagarés por los autos que los chilenos hemos comprado, y que una vez cancelada la deuda, las diversas entidad no nos devuelven nuestros documentos. En mi caso, desde hace varios años que vengo exigiendo la devolución de al menos dos pagarés al BCI, los cuales hasta la fecha no han sido devueltos. Mucha gente que ha cerrado sus cuentas o que se ha retirado de un banco se ha encontrado con la sorpresa de haber caído en Dicom por un solo día. Y cuando va a reclamar le dicen por todo que fue un "error del sistema". Lo que no le dicen es que aquel pagaré que no retiró en 1993, siguió transándose en el Sistema Financiero, y que al ser cobrado, "rebotó" y se hizo efectivo en contra del titular. Pero como el banco sabe que éste ya ha sido cancelado muchos años atrás, procede a rescatarlo y cancela los gastos de eliminar a la persona de Dicom. Por tanto, estimado lector, pregúntese usted cuántos miles de millones trabajan los bancos con nuestros documentos, sin darnos nada a cambio.

4.- Los primeros dos puntos implican que si los 11.700.000 chilenos, que cancelaron sus respectivas deudas bancarias, solicitasen la entrega de sus respectivos pagarés más los intereses por trabajar dichos estos documentos sin autorización del titular, y suponiendo sólo una tasa de interés compuesta mensual de tan sólo el 1.5%, las entidades financieras deberían desembolsar al diciembre de 2008 la enorme cantidad de US$ 319.379.069.700.

5.- De negarse los Bancos y las Instituciones Financieras a acceder a la devolución del pagaré más los intereses, el antiguo deudor y hoy acreedor de los bancos, puede entablar una Demanda Conjunta o Individual para exigir no sólo ambos pagos, sino una compensación económica, en multas e intereses, a las mismas tasas de interés que las Empresas de Cobranzas presionan a los morosos del Sistema Financiero Nacional. Por tanto, si cada nuevo chileno acreedor de los bancos entablase una Demanda Colectiva en contra de las respectivas instituciones, los bancos terminarían por quebrar y cerrar para siempre sus puertas.

6.- En la Demanda Colectiva que los hoy acreedores pueden presentar ante los tribunales respectivos, y no queriendo acceder los Bancos a la solicitud de devolución del pagaré más los intereses, cada ex deudor puede aplicar entonces el máximo de la tasa de interés que la Ley Chilena permite. Si consideramos sólo un tasa de interés compuesto, por concepto de multa y por mora, de apenas 3.2% mensual, cada uno de los grupos anteriores debería recibir la suma de:

Grupo 1 (132 meses): $251.729.031 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 2 (108 meses): $116.079.065 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 3 ( 96 meses): $ 78.283.154 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 4 ( 84 meses): $ 52.383.829 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes
Grupo 5 ( 72 meses): $ 34.636.537 pesos multiplicado por 2.340.000 clientes

Transformado todo lo anterior en dólares, y sin tomar en cuenta los meses adicionales al mes de diciembre de 2008, que los bancos se puedan demorar por concepto de las acciones judiciales y por concepto de pagos por costas a favor del ex deudor, por las demandas interpuestas, los Bancos e Instituciones Financieras deberían cancelar la suma siguiente:

Grupo 1: US$ 884.679.171.200
Grupo 2: US$ 407.949.494.800
Grupo 3: US$ 275.119.145.100
Grupo 4: US$ 184.098.283.100
Grupo 5: US$ 121.727.012.300
Suma Total: US$ 1.873.573.107.000

En otras palabras, luego de una demanda colectiva, y sumando los intereses, más las multas, las costas y la entrega de los pagarés físicos a cada uno de los titulares, toda la Banca Nacional tendría un brusca pérdida de más de DOS BILLONES DE DOLARES (USD 2 E+12).





ANEXO
1.- La no existencia de un Patrón Físico, tal como el Oro y la Producción, que obligue a los países y a los bancos a no emitir billetes y documentos bancarios más allá de cierto respaldo "tangible", ha generado volatilidad en la Economía Global a partir de 1971. Con sólo observar los gráficos para el Petróleo, el Oro, el Dólar, y recientemente, a partir de enero de 2000, el Euro, vemos la inestabilidad en los sistemas financieros, los cuales fueron responsables de: (1) la Crisis Económica de inicios de los años ´80, (2) el inicio de la Primera Guerra en Irak por el control del Petróleo, (3) la Crisis Asiática para impedir que Japón, principal acreedor de EEUU, transase en moneda yen parte importante del Petróleo extraído en Irak, (4) la Segunda Guerra en Irak, al proponer Europa a Hussein transar parte del Petróleo producido en Moneda Euro; (5) la aceleración de una Crisis Económica provocada artificialmente por EEUU, en septiembre de 2008, para interrumpir la decisión de Europa de arrastrarlo a una bancarrota financiera, por no poder mantener el nivel actual de gasto. Las alzas de Petróleo durante los primeros meses de este año, sumado al alza de los precios del arroz y de los cereales como el trigo, estuvieron a punto de "pasar factura" a Estados Unidos, quien se defendió arrastrando a la quiebra al Lehmann Brothers el pasado septiembre, y recientemente con el fraude de Bernard Madoff, donde en ambas entidades, los europeos tenían gran cantidad de capitales. Mientras no se obtenga un Patrón de Respaldo, ya sea regresando al Patrón Oro, o a otro medio físico, que vaya a la par con la producción real de un país, y no sólo con los Servicios Especulativos, los países mantendrán su incertidumbre financiera hasta el colapso.

2.- Las enormes cantidades de instrumentos financieros, o la colocación de bonos (similares a los que en Chile colocará Endesa liderada por el BBVA), los pagarés circulantes sin respaldo, etc. no harán más que crear mayor inflación y un aumento en la tasa de interés aplicados a los productores y consumidores para poder respaldar estas operaciones. Pero como a la vez, las mismas empresas requieren reducir costos, éstas serán las generadoras de masivos despidos, lo cual creará una disminución brusca en el consumo. Este decremento en el consumo, provocará una realimentación a Recesión actual, lo que se traducirá en mayores quiebras de empresas y mayores despidos, y así sucesivamente hasta que el dinero existente se equilibre con la producción.

3.- Desde un punto de vista político, el fallo del actual Sistema Económico, utilizado por décadas, por ciertos sectores, como la fórmula exitosa para conducir los gobiernos, generará necesariamente una desconfianza por parte de las masas humanas hacia el sector privado, lo cual creará un natural pero provisorio fortalecimiento del Estado, propugnando ideas más cercanas al Socialismo y a las posiciones de Izquierda. Este proceso llevará a regular la posesión de bienes y recursos en manos de los privados, los cuales quedarán sujetos a cláusulas y reglas determinadas por el poder político gobernante, el cual incluso podrá expropiar bienes inmuebles y dineros desde las cuentas de los privados, si el Estado lo considera necesario. Y este proceso es precisamente el que veremos que se aplicará en los próximos meses en Estados Unidos. Aquellos que tenían gran poder económico serán despojados de sus posesiones, en aras de la equidad y de una política de justa repartición. Estas ideas con el tiempo llegarán a Chile, resultando en la eliminación definitiva del "Secreto Bancario" y con ello, la confidencialidad de numerosas cuentas puentes, usadas como "bisagras" para mover capitales desde un punto a otro, sin quedar reflejadas en las contabilidades. En resultado de toda esta política será que los grandes conglomerados, en ausencia de liquidez suficiente para cubrir las pérdidas, buscarán culpabilizar a personas específicas, tal como sucedió con el "Caso Mahoff" ó Siemens, o últimamente con la estafa piramidal de US$ 65 millones de dólares perpetradas por el colombiano David Murcia Guzmán (DMG) utilizando 230 mil personas suscritas a Facebook.

4.- El caso de la empresa alemana Siemens, decretada a cancelar una suma por cerca de US$ 800 millones de dólares en Estados Unidos más otros US$ 200 millones en Alemania, por sus actividades de cohecho y soborno a autoridades para conseguir contratos, demuestra que el Mercado Internacional está totalmente estancado, no quedándole a las empresas e industrias más que la perpetración de ilícitos para conseguir objetivos que en el pasado se lograban con una eficiente y efectiva producción y administración. La generalización y globalización de las tecnologías, así como la diversificación de las multinacionales las han llevado literalmente a "pisarse los talones" unas con otras, lo cual inevitablemente elimina la inversión, porque a menos que las personas individuales soliciten nuevos créditos para aplicar nuevas tasas de intereses, las grandes empresas son todas copropietarias de los activos o parte de los activos de otros conglomerados. La acción de Siemens así como el desplome de las automotrices norteamericanas, y más recientemente, la solicitud de ayuda financiera al gobierno surcoreano por parte de SsangYong, demuestran la existencia de muchos "capitanes" tratando de comandar un mismo barco, cuando la lógica debiera ser que muchos "capitanes comanden muchos barcos". Hoy todo está ligado internacionalmente y a menos que la quiebra de empresas e industrias sea generalizada dentro de los próximos diez meses, no será posible seguir avanzando. En otras palabras, y aunque esto implique el aumento de la cesantía, los estados, si desean desarrollo para los países, deberán incentivar el desplome del actual sistema financiero.

5.- Hoy la premisa es vender todos los documentos, bonos y acciones que se puedan disponer, de modo de obtener el máximo de liquidez, en dinero efectivo, con depósitos a tasa fija, y en monedas fuertes y diversificadas. Ejemplos como el de Kirk Kerkorian, quien llegó a controlar el 6.5% de acciones de la empresa Ford, vendió ayer toda su participación en la empresa, a pesar de los fondos inyectados por el Gobierno Norteamericano para que la industria enfrente la crisis. Las industrias de retail también podrían verse afectadas, ya que los insumos para la elaboración de productos han experimentado volatilidad debido a su vez a la volatilidad de las monedas cambiarias y a la actual volatilidad de petróleo y de sus derivados directos. Ya en Inglaterra, la famosa cadena de tiendas de ropa, USC, se acogió a la ley de protección por bancarrota, pero antes se aseguró de vender 43 de sus 58 tiendas, lo cual revela que muchas ventas se están realizando para obtener liquidez, y no como dicen algunos, para reinvertir en nuevos proyectos o diversificar carteras. Que el Estado es hoy la "empresa" más confiable, lo han demostrado el inversionista Christopher Flowers de Dune Capital y el operador de fondos de cobertura John Paulson, quienes se asociaron para comprar por US$ 14 mil millones un banco que desde julio pasado está en manos del Gobierno Norteamericano. Se trata del banco estadounidense IndyMac, el cual fue intervenido por el gobierno debido a las grandes pérdidas que sufrió con las hipotecas de alto riesgo. Todas las personas que están relacionadas con el Mundo Financiero está buscando vender sus papeles para lograr "efectivo" o bien está buscando a "ingenuos" que coloquen sus dineros en la emisión de bonos a 5, 10 ó 20 años, para poder estas empresas responder a sus compromisos financieros del próximo año. En otras palabras, toda persona que hoy compre acciones en cualquier empresa, no puede tener la seguridad que obtenga los retornos prometidos, porque dichas compañías buscan hoy evitar sus inminentes quiebras mediante la captación de fondos frescos provenientes de aquellas personas o pequeñas compañías que aún mantienen cierta liquidez en su poder.

6.- Aunque los puntos anteriores parecen realmente negativos, aun queda una conclusión por exponer: la falta de alimentos en el Mundo. Aunque ciertos grupos de personas puedan mantener cierto grado de liquidez, o los gobiernos mediante la emisión de efectivo logren mantener una tasa de gasto programado, lo cierto es que sin alimentos "de nada sirven los billetes". Así parece presagiarlo un estudio efectuado por los analistas Scott Killman y Roger Thurowjosup de Iowa, quienes ya indican que se avecina una próxima Crisis Alimentaria en los Estados Unidos, la que se sumará a la Crisis Financiera. En efecto, el estudio demuestra que los precios de los fertilizantes se han elevado, pero lo precio de compra de los alimentos han experimentado una total volatilidad haciendo incierto para los agricultores predecir el tipo de siembra que privilegiarán. Esto se suma a una creciente demanda por alimentos, a tal punto, que en los últimos 10 años, los agricultores no han sido capaces de mantenerse al ritmo de una demanda cada vez mayor. La caída en los precios de las principales cosechas, luego de alzas que batieron records, han generado verdaderos problemas entre los productores quienes dicen estar recibiendo lo justo para cubrir ciertos costos. Sea o no cierto lo que los agricultores exponen, o sea que sea todo un artilugio programado, para crear un desabastecimiento artificial a nivel global, lo concreto es que este estudio de Killman y Thurowjosup concluyen: "la más mínima inundación, sequía, plaga o excesiva cautela por parte de los agricultores provocará que los precios sean catapultados a valores que muchos los ciudadanos no podrán adquirir". Según una firma de pronósticos de commodities, AgResource Co., establece que hoy nadie conoce lo que sucederá con los precios de los alimentos de primera necesidad ni cómo afectarán la subida de estos al mercado. Su director Daniel W. Basse simplemente comenta: "No tenemos un margen de seguridad, pues estamos en una situación muy volátil".

7.- Dados los seis puntos anteriores, y como último consejo, se estima que la prudencia es hoy el mejor aliado, y que la cautela es la mejor herramienta a la hora de invertir. A toda persona que dependa de un sueldo y que sus compromisos financieros (pagos de hipotecas, créditos, etc.) sean importantes, se le recomienda generar un fondo de ahorro, a tasa fija, con todos los excedentes de sus ingresos de manera que le permita subsistir por al menos un año o más, en caso que durante el 2009 ó 2010 sus ingresos se vean mermados (por despidos laborales, por reducción del horario de trabajo, etc). Si existe la posibilidad de ahorrar lo suficiente como para prepagar el 25% de las hipotecas contraídas se aconseja hacerlo, dejando para el futuro cualquier proyecto, a la espera de mejores tiempos. Porque, después de todo, si la economía mundial empeora y la liquidez se vuelve un verdadero problema, aquello que tengan efectivo, cuando venga el repunte, podrán adquirir propiedades y negocios a precios muy convenientes.





WWW.SINPARADIGMAS.COM
Cómo hacer quebrar al Sistema Financiero
Ver segunda Parte


Para el pensador moderno David Icke, el problema de las actuales crisis financieras, no es la producción sino los documentos bancarios, pagarés, y bonos sin respaldo, además de las excesivas tasas de interés que se "comen" el trabajo y el sacrificio de las personas. Y de este modo, un reducido contingente, que controla la emisión y el retiro de dinero, logra manejar y controlar todas las economías locales, y por ende, la global, así como a los políticos, legisladores y economistas de todos los continentes. Según Icke, y en base a algunos estudios realizados por otros economistas, actualmente, y desde hace varias décadas, los bancos están prestando un promedio de diez mil libras por cada MIL libras que el realidad poseen. Es decir, de todos los préstamos realizados, sólo el 10% está respaldado por dinero en efectivo o por producción. El 90% restante es simplemente Especulación Financiera. Con la llegada de los modernos sistemas informáticos, el préstamo no es más que una digitación contable en un programa de computadora, pero no una salida o disminución de efectivo en el banco que otorga el préstamo. David Icke dice lo siguiente:

"La estafa bancaria se funda en el Truco de Timador más grande de todos los tiempos: el pago de interés sobre dinero que no existe. El hecho de que lo toleremos como Raza Humana, revela mucho sobre la escala de influencia mental de que nos han inculcado como normal y hasta justo. Lo que actualmente hacen los bancos es similar a que usted posea 100 libras esterlinas pero les preste a sus amigos 1000 más intereses. Si cada uno de sus amigos le exigiese a usted el préstamo en dinero efectivo, usted no podría ejecutar esta estafa. Sin embargo, los bancos no tienen este problema porque la mayoría de sus transacciones no involucran efectivo. Los bancos trabajan con lo que se denomina "Dinero Teórico", basado en cheques y en tarjetas de crédito. Si todas las personas fuesen al banco al mismo tiempo y pidiesen su dinero, dichas entidades estarían quebradas varias veces, porque están prestando lejos mucho más de lo que han depositado con ellos. Cuando usted acude a un banco por un préstamo, en su cuenta es "acreditada" esa cantidad. Y desde ese momento usted debe empezar a pagar interés sobre ese dinero, que en definitiva, es inexistente. Las personas que "crean" comida y producen insumos indispensables para la vida están muchos endeudados a tal punto, que están próximos a la quiebra o a la ruina debido a personas que no hacen más que "teclear" cifras en una pantalla de computadoras y cargarles intereses. Cantidades fantásticas de "dinero" están en circulación en forma de cheques y crédito de varias clases, pero menos del 10% de él está en forma de monedas y billetes. Más del 90% de él no existe. El sistema está masivamente en quiebra y solamente sobrevive porque las personas están condicionadas a aceptar cheques y tarjetas de crédito como "dinero". Sorprendentemente, así es cómo la vasta mayoría del "dinero" es puesto en circulación, no por los gobiernos que imprimen efectivo, sino por los bancos particulares prestando dinero que no existe y cargándole una tasa de interés. Hemos escuchado que la inflación es causada por los gobiernos que imprimen demasiado dinero, pero la verdad es que esto no es cierto. No son los gobiernos los que imprimen demasiado dinero, sino que el noventa por ciento del dinero puesto en circulación es "creado" en forma de deuda por la red de la Banca Privada que controla a su vez a los gobiernos y a sus bancos centrales. Es por ello que, en los "buenos tiempos" económicos, la cantidad de deuda se incrementa por cantidades colosales y esto al final resulta en los malos tiempos conocidos como "depresión económica". Como los bancos tienen control sobre la creación de dinero a través de préstamos, determinan si va a suceder un auge económico o una depresión, incrementando o reduciendo la cantidad de "dinero" que las personas pidan prestado. La diferencia entre un auge y una depresión económica es solamente la cantidad de dinero disponible a través de efectivo o crédito para hacer compras. Los bancos controlan las economías de los países y las decisiones de los "líderes" políticos y económicos, quienes o bien no comprenden cómo funcionan realmente el sistema bancario y la creación de dinero (la mayoría) o bien están trabajando a sabiendas con ésos que operan el sistema. Por ejemplo, el Gobierno Británico, gasta por lejos más en los cargos de interés anual que lo que gasta en Educación. De igual forma, al entender cómo funciona este sistema no es sorprendente por qué los Estados Unidos están endeudados en billones y billones de dólares.

"Digamos que el Gobierno de los Estados Unidos quiere tomar prestados mil millones de dólares para cubrir su caída corta en los ingresos. Para ello, emite una nota de Tesorería o Vale, un Pagaré (IOU) y lo entrega a la Reserva Federal, la cual es controlada por bancos privados. Estos bancos han creado mil millones de dólares a un costo despreciable para ellos, con la finalidad de aplicar interés al gobierno (que en definitiva es la gente) por mil millones de dólares. Pero además de esto, aquel trozo de papel o Pagaré IOU es contado como un activo de los bancos y aparece en sus cuentas como si poseyeran mil millones de dólares en sus fondos. ¡Esto quiere decir, también, que pueden prestar otros diez mil millones de dólares de crédito inexistente a otros clientes!. De esta forma, todos los involucrados en un proceso productivo, ya sea el proveedor de los materiales, el productor, la compañía de transporte, la tienda, etc., deberán todos aumentar sus precios para cubrir su necesidad de pagar interés por el dinero inexistente (el Pagaré IOU) que ellos han pedido prestado. Es por ello que cuando usted compra un producto en la tienda, su precio está masivamente inflado comparado con el precio que debiera tener, porque cada etapa en el proceso está cubriendo pago de intereses sobre dinero que no existe. Estamos comprando tres casas por el derecho de vivir en una, porque al menos los dos tercios del dinero que pagamos en una hipoteca corresponden a intereses sobre dinero que no existe"

www.sinparadigmas.com | Ver Segunda Parte